CategoriesNutrición

Cómo Corregir Clorosis Férrica en Cítricos

Clorosis férrica en frutales cítricos

El hierro en frutales es fundamental para su desarrollo. interviniendo en procesos vitales como la fotosíntesis y la síntesis de clorofila. En su forma más asimilable, el Fe2+, es crucial para la salud de las plantas. No obstante, un pH elevado en el suelo puede transformar el Fe2+ en Fe3+, una forma insoluble que las raíces no pueden absorber, desencadenando la clorosis férrica. Esta deficiencia se manifiesta en un amarillamiento de las hojas jóvenes y una disminución de la fotosíntesis, impactando negativamente en el crecimiento y la calidad del fruto.

¿Qué es la Clorosis Férrica?

Es una carencia nutricional que impide a los árboles frutales absorber el hierro necesario, afectando su salud y productividad. Se reconoce por el amarillamiento progresivo de las hojas jóvenes, manteniendo verdes las venas, y en etapas avanzadas, un amarilleo total y crecimiento deficiente.

Causas de la Clorosis Férrica:

  1. Suelos Calcáreos: Suelos ricos en carbonatos y bicarbonatos, que elevan el  pH del suelo (sobre pH 7), precipitan el Fe y dificultan la absorción de hierro por parte de las raíces de los árboles.
  2. Problemas de Riego: Afecta la solubilidad de los nutrientes en el suelo, exacerbando la clorosis férrica.
  3. Exceso de Fertilización: La aplicación excesiva de otros elementos provoca una competencia entre nutrientes.
  4. Mal Drenaje: Un suelo con mal drenaje genera una disminución el la cantidad de oxígeno en el suelo y esto afecta la disponibilidad del hierro y otros nutrientes para las plantas. 

Soluciones para Corregir la Clorosis Férrica

  1. Análisis Foliar: Aunque no siempre es perfecto, el análisis foliar puede proporcionar un diagnóstico del estado nutricional de las plantas.
  2. Quelatos de Hierro: Se recomienda usar fuentes de Fe solubles y estables, como quelatos de hierro, que no se precipiten ni se fijen en el suelo, y que se apliquen en épocas de mayor demanda de las plantas, como el inicio del crecimiento vegetativo o la floración.
  3. Acidificación del Suelo: Puedes acidificar el suelo mediante la aplicación de ácido fosfórico o azufre. Esto mejora la disponibilidad de hierro.

En conclusión, el Fe es un nutriente vital para los frutales cítricos, y su deficiencia puede causar graves pérdidas de rendimiento y calidad. Por ello, es importante diagnosticar, prevenir y corregir la clorosis férrica, mediante el uso de las estrategias adecuadas para cada caso. De esta forma, se podrá asegurar una cosecha de alta calidad y mayor rendimiento.

Para más información escríbenoscontacto@agromision.cl 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *